9 de enero de 2008

Drácula

... No hay duda de que existen los vampiros; algunos de nosotros tenemos evidencias de ello. Incluso, aunque no tuvieramos una prueba en nuestra propia y desdichada experiencia, las informaciones y los datos del pasado aportan pruebas suficientes. Admito que al principio fui escéptico. Si no hubiera sido porque a través de largos años me he entrenado para tener una mentalidad abierta, no habría creído hasta que llegó el momento en que los hechos golpeaban en mi oído: "¡Míralo! ¡Míralo! Lo probamos, lo estamos probando". Sin embargo, si hubiera sabido al principio lo que sé ahora --si al menos lo hubiera sospechado---, una vida preciosa para todos los que la queríamos no se hubiera perdido. Pero ya no tiene remedio y ahora debemos trabajar para que no perezcan otras almas, que podamos salvar. El nosferatu no muere como la abeja que ha punzado una vez. Sólo se hace más fuerte, y, por serlo, tiene aún más poder para el mal. El vampiro que está entre nosotros tiene como persona más fuerza que veinte hombres; su astucia es muy superior a la de los mortales, porque es una astucia que va creciendo con los siglos; tiene la ayuda de la nigromancia que es, como implica la etimología de la palabra, la adivinación por la muerte, y todos los muertos a los que pueda acercarse están a sus órdenes; es una bestia, más que una bestia; de una crueldad demoniaca y carece de corazón; puede, sin limitaciones, aparecer a su voluntad donde y cuando quiera, y en cualquiera de las formas que elija. Puede, en su área de acción, dirigir los elementos: la tormenta, la niebla, el trueno; tiene poder sobre las cosas más repugnantes: la rata, la lechuza y el murciélago, la polilla y el zorro, y el lobo; puede crecer o reducir su tamaño y puede, en ocasiones, desvanescerse y aparecer sin ser visto. Entonces, ¿cómo podríamos comenzar nuestra lucha para destruirle? ¿Cómo podemos descubrir dónde está, y, si lo encontramos, cómo destruirle? Queridos amigos, la empresa que vamos a emprender es demasiado terrible y puede traer consecuencias que harían temblar al más valiente. Porque si perdemos en nuestro empeño, significa que, ha ganado él, y , entonces, ¿qué final nos espera? ¡La vida no es tan importante para mí y no me importa perderla! Pero el fracaso no es sólo un asunto de vida o muerte. Sino que nos volveríamos como él; que nos convertiríamos en seres horribles de la noche, como él, sin corazón ni consciencia, haciendo presa en los cuerpos y en las almas de aquellos a los que más queremos. Se nos cerrarían para siempre las puertas del cielo, porque ¿quién nos las iba a abrir de nuevo? Seguiríamos siendo aborrecidos por todos, como una mancha en el brillo del rostro de Dios; una flecha clavada en el costado de Él que murió por el hombre. Pero estamos frente a frente con nuestro deber, ¿podemos en este caso abandonar? Por mi parte, digo que no, pero soy viejo, y la vida, con su sol, sus lugares agradables, con el canto de los pájaros, la música y el amor, ha quedado un poco atrás. Pero vosotros sois jóvenes. Algunos habeís visto grandes penas, pero todavía quedan días hermosos en vuestro futuro. "...
Bram Stoker
................................................................................................................. Drácula de Bram Stoker, es lejos la mejor novela de terror que he leído. Un indiscutible clásico de la literatura universal. Existen miles de novelas y películas de Drácula, solo al leer esta novela alguien puede decir que realmente sabe quien es el Conde. Por supuesto todos conocemos de la existencia de este personaje, pero es innegable la cantidad de material enterrado en este libro, material que nos emocionara, intrigara, sorprenderá y nos hará creer que realmente este "hombre" existe. Si bien al final es conocido por todos la paginas finales se leen con gran expectación, de manera ansiosa y con una fuerte sensacion de euforia que solo un gran talento como Stoker puede generar. No alcanza con recomendar la obra maestra de Stoker. El lector impaciente puede encontrar secciones que se mueven con mas lentitud de la deseada, pero este tipo de treguas son las que luego desencadenaran en repentinos chorros de actividad y drama. Estas paginas contienen un infinito océano de emociones. No creo que alguien pueda decirme que no le gusto esta novela, es simplemente asombrosa, la historia es realmente fascinante.

4 comentarios:

Amor dijo...

no llegué a leerla, anetta, pero la parte que has transcrito es impresionante

¿te das cuenta de que todos esos poderes del vampiro son también poderes que tiene dios? ¿hasta qué punto el mal está en nuestros ojos solamente?

amor

A. R. SHOUP dijo...

el mejor libro de vampiros a mi gusto personal es Carmilla de Sheridan Le Fanú (1872) de cual Stoker se basó en la creación del personaje mítico, que es anterior a Drácula y por supuesto The Vampyre del Dr. Polidori (1819)

Ambas son excelentes y mejores literariamente hablando, lo que si es que Drácula es una novela que uno debe de leer al menos solo por cultura

Un saludo

Anetta dijo...

A. R. SHOUP, la verdad que no leí los dos libros que me nombras, pero prometo anotarlos en mi lista de pendientes.... despues te cuento!!!!

Anónimo dijo...

Personalmente, creo que Drácula, de Bram Stoker es una de las novelas mejor estructuradas de la historia de la literatura.
Si bien es cierto que todos conocemos la trama y el final de la historia, no menos cierto es que, conforme nos acercamos al final de la novela, estamos todos espectantes y ansiosos por saber si nuestros queridos amigos llegarán a tiempo o no.
Simplemente termino diciendo que es una de mis novelas favoritas.
Un saludo.